El Internet of Things

04.06.2016

 

El tan famoso Internet de las cosas o IoT  (por sus siglas en inglés "Internet of Things"), se habla mucho de este tema o de la Industria 4.0 pero hoy en día sigue habiendo mucha confusión de lo que realmente significa esto. Hoy intentaré explicarlo de una forma práctica y en un lenguaje que todos los NO técnicos podamos entender.

El Internet de las Cosas “IoT” no es más que una red de objetos físicos como lo pueden ser un refrigerador, un foco, un celular, tu coche, un edificio, o hasta unos simples tenis.  La diferencia es que estos “objetos” tienen dentro de sí mismos, algún sistema electrónico, algún sensor, o un software que les permite hablar, conectarse o interpretar a otros objetos. Les permite recopilar e intercambiar información y podríamos decir que los objetos que antes eran en su mayoría, objetos pasivos, ahora están convirtiéndose en objetos inteligentes.

Para hacer más claro mi punto aquí un ejemplo: 

Imagínate los primeros refrigeradores que existieron. Eran algo muy innovador ya que solucionaba un gran problema que era la conservación de alimentos, los mantenía frescos, pero en realidad eso era todo lo que lograba hacer el primer refrigerador. La tecnología evolucionó y los compresores se volvieron más eficientes ya que consumían menos energía y eran controlados por un termostato. Así sucesivamente fue evolucionando la tecnología hasta que llegamos al día de hoy. Actualmente uno puede encontrar refrigeradores que no solo controlan distintas zonas dentro de sus compartimentos, proviendo a la parte de lácteos de la temperatura que mejor los conserva y a las verduras con la humedad necesaria para tener la mayor frescura, sino que existen los refrigeradores que tienen en su puerta frontal una pantalla táctil en la que uno puede ir llevando el inventario de los víveres que hay dentro o en su defecto saber cuales son los que faltan.  Este dispositivo al estar conectado al internet, se convierte accesible a nosotros vía remota (sin tener que estar ahí). Hoy en día podemos estar en el supermercado y accesar a través de un teléfono inteligente a la lista de víveres faltantes del refrigerador o bien podemos controlar la temperatura del mismo, etc. 

Ahora imaginemos que los focos de tu casa o negocio también están conectados al internet y te pueden dar información de cuantas horas han estado encendidos desde que los compraste. Con esa información puedes saber cuanta vida útil les queda a tus focos y anticipar el momento del cambio, o bien puedes saber cuanta energía están consumiendo para que puedas tomar precauciones y calcular el costo de tu recibo de luz. El espectro de aplicaciones es muy amplio, imagina ahora que tienes una tienda, y que tus focos están monitoreando por donde está pasando la gente y en qué horario. Esto te ayuda mucho a promocionar distintos productos. Si lo que tienes es un almacén podrás saber por donde está pasando el montacargas durante el transcurso del día. Con esto podrás reubicar mejor los productos que tienen mayor rotación. Estos solo son algunos ejemplos de lo que es el IoT.

Cabe mencionar que cuando los objetos se comunican entre sí y tenemos información acerca de ellos, en la mayoría de los casos, podemos programar reglas. Por ejemplo, si no hay nadie en tu oficina, la luz deberá de permanecer apagada al igual que el aire acondicionado, pero si hay alguien y hay presencia de luz natural, entonces la luz se deberá de atenuar al mínimo indispensable para ahorrar en consumo pero que estés cómodamente leyendo tus documentos.

Hay mucha gente que ha escuchado acerca del IoT. El 90% de los CEO de empresas PyME en los Estados Unidos concuerdan que el IoT puede ayudar a optimizar la productividad de sus colaboradores. Aseguran que pueden aumentar la rentabilidad de sus servicios y que pueden minimizar de forma importante los costos de operación. Sin embargo, solo el 5% ha implementado algo de estas tecnologías en las empresas para las que trabajan. La falta de información fácil de entender, los paradigmas de que estas implementaciones son costosas son algunos de los retos, pero existen empresas dedicadas a diseñar, implementar, mantener y financiar proyectos de este tipo. Puedes encontrar una lista de estas empresas haciendo click en este link.

En conclusión podemos decir que el IoT nos ayuda a simplificar tareas, nos ayuda a llevar mas control sobre nuestros activos y sobre todo nos ayuda a optimizar nuestros recursos de forma eficiente e informada.

Espero que este pequeño resumen haya podido aclarar algunas dudas acerca del IoT a los que necesitaban algún tipo de aclaración, y para los expertos en la materia, los invito a enviar sus comentarios y/o correcciones a mi escrito.

 

Please reload

Entradas destacadas

El Internet of Things

04.06.2016

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por etiquetas
Please reload

  • White Facebook Icon
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

CONTACTO

(55) 6237.9342    (55) 8526.2496

01 800 269 4435

ventas@energetika.com

© 2019 Energetika Technologies